El Senado de la Florida y la Cámara de Representantes Aprueban la Ley de Protección de la Vida a Aaron Cohen

El Martes 22 de Abril, la Cámara de Representantes de la Florida votó unánimemente a favor de la promulgación de la Ley de Proteccion de la Vida a Aaron Cohen , una legislación que endurece las penas para los conductores denominados “pega y huye”. Esto sigue después del voto unánime del 26 de Marzo del Senado de la Florida a favor de la Ley, que ahora pasará al escritorio del Gobernador para su aprobación y firma. La Ley de Protección de la Vida a Aaron Cohen es el producto de una muerte lamentable de un ciclista que fue arrollado mientras viajaba en la Rickenbacker Causeway en Febrero del 2012.

El conductor denominado “pega y huye”, que se encontraba en libertad condicional por cargos de cocaína y se encontraba conduciendo con una licencia suspendida, estuvo en un disturbio o juerga en un bar en Coconut Grove poco antes del accidente ocurrido a las 6:00 a.m. Después de que él arrolló a la persona fallecida y a otro ciclista, el conductor no se detuvo para ofrecer ayuda o esperar a las autoridades. En lugar de ello, continuó su viaje a casa, donde ocultó el vehículo dañado con una lona. Para el momento en que finalmente se entregó a las autoridades, 18 horas después del accidente, la policía fue incapaz de tomar oportunamente una prueba de alcohol en la sangre. Esta incapacidad de determinar el nivel de alcohol en la sangre del conductor, le ayudó a evitar cargos de homicidio. El conductor finalmente se declaró culpable de los cargos de conducir con una licencia suspendida, quedando abandonada la escena de un accidente con muerte involucrada, y quedando también abandonada la escena de un accidente que involucra un gran daño físico corporal. El conductor fue condenado a sólo un año de prisión y únicamente sirvió 264 días de condena.

La Ley de Proteccion de la Vida a Aaron Cohen busca eliminar el incentivo que poseen los conductores denominados “pega y huye” al abandonar la escena de un accidente. La nueva ley modifica la Ley de Abandonar la Escena de Accidentes en la Florida, que fue promulgada en 1971. La ley crea una sentencia mínima obligatoria de tres, siete o 10 años por abandonar la escena de un accidente, según se trate de una persona que haya sido herida, gravemente herida, o fatalmente herida. La legislación también aumenta la pena mínima obligatoria por abandonar la escena de un accidente, mientras que bajo la influencia del alcohol, es de dos años a 10 años y prevé una revocación de tres años de la licencia del conductor ofensor. Al imponer estos mínimos obligatorios, los legisladores esperan que los conductores denominados “pega y huye”, especialmente aquellos bajo la influencia de alcohol o drogas, ya no verán ningún beneficio por la huida.

Si bien la ley lleva el nombre de una sola víctima, los accidentes en que se involucra el “pega y huye”, son un problema generalizado en la Florida, especialmente el Sur de la Florida. De acuerdo con la Patrulla de Caminos de la Florida , hubo aproximadamente 70.000 accidentes denominados “pega y huye” en el estado, durante el 2012. Solo en el Condado de Miami-Dade, hubo un estimado diario de 35 accidentes “pega y huye” en el año 2012. Aunque en la mayoría de los accidentes resultaron sólo en daños a la propiedad, hubo 163 víctimas mortales en accidentes de “pega y huye” en 2012. En 2011 y 2012, hubo 92 accidentes fatales de “pega y huye” en el área de los tres condados del Sur de Florida. Aunque esta legislación se centra en cuestiones de derecho penal, incentivar a los conductores a permanecer en el lugar, después de un accidente, será beneficioso, por razones de llegar mas allá de lo duro del crimen.  Como se señaló anteriormente, la mayoría de los accidentes “pega y huye” resultan únicamente en daños materiales. Mientras que la nueva ley se centra directamente en accidentes con resultado de lesiones o muerte, la ley, mediante la creación de los incentivos generales para permanecer en el lugar del accidente, ayudaría a la recuperación de todo tipo de daños, ya que es obviamente más fácil identificar a alguien, por motivos del seguro, o de demanda civil, si él o ella realmente permanecen en el lugar de los hechos.

Por desgracia, incluso con estos cambios de la Ley de Abandonar la Escena del Accidente, algunos conductores probablemente continuarán huyendo, con la esperanza de evadir responsabilidades. Aunque el régimen de seguros de la Florida proporcionará algún alivio en estas circunstancias, el conductor que se fuga, sigue siendo responsable de los daños personales y materiales que él o ella haya causado. Solo por el hecho de que un conductor haya huido, no significa que la recuperación sea imposible. Si usted ha sido herido en un accidente denominado “pega y huye” y le gustaría conocer sus opciones para encontrar al conductor ofensor, y conseguir la recuperación completa de sus daños, haga clic aquí o llame al 1-855-800-8000 para una consulta gratuita. Los abogados de accidentes por vehículos en el Sur de la Florida Frankl y Kominsky están dispuestos a escuchar su historia y ofrecer orientación.