Defendiendo Su Posición: ¿Inmunidad Inmediata para Demanda Civil?

No hace falta decir que el capítulo 776 de los Estatutos de la Florida, más comúnmente conocida como Ley de Defender Su Posición , ha sido recientemente objeto de una acalorada discusión. Aunque los comentaristas de todo el país han profundizado ampliamente en lo sustantivo de la ley y opinando sobre los méritos y perjuicios del Capítulo 776 mencionada, pocos han examinado las implicaciones de la ley fuera del ámbito penal.

Recientemente, sin embargo, el Tercer Tribunal de Apelaciones del Distrito evaluó la importancia de La Ley llamada “Defender Su Posición” en el ámbito civil. En Professional Roofing and Sales, Inc. v. Flemmings , el Tercer Tribunal de Apelaciones del Distrito determinó si la inmunidad concedida de conformidad con el capítulo 776 en un caso criminal anterior, definitivamente ejecutaría la responsabilidad en litigios posteriores por lesiones personales.

El Sr. Flemmings, demandante en esta acción, presentó la demanda en litigio contra su ex compañero de trabajo y su empleador, por un incidente que se remonta al invierno de 2008. En el 2008, el Sr. Flemmings fue golpeado con un bate de béisbol por un ex compañero de trabajo, que más tarde fue arrestado y acusado de agresión agravada con un arma considerada mortal. En el caso criminal, el ex compañero de trabajo argumenta que la agresión fue con uso justificado de la fuerza, conforme a lo dispuesto en la Ley de llamada “Defendiendo Su Posición”, de Florida, presentando una moción para desestimar los cargos. Después de realizar una audiencia probatoria, la corte penal concedió la moción. Antes de la disposición final en la causa penal, Flemmings presentó una demanda por lesiones personales contra el ex compañero de trabajo y su empleador. Después de la determinación de la corte penal, los acusados ​​se movieron para desestimar el caso civil, argumentando que la determinación del tribunal penal prohibió la responsabilidad civil. El tribunal de primera instancia denegó la moción y señaló que el tema fue manejado más apropiadamente en la fase de juicio sumario. Los acusados ​​solicitaron revisión inmediata de la decisión.

Específicamente, § 776.032 de los Estatutos de la Florida establece que una persona que utiliza la fuerza justificadamente “es inmune a la persecución penal y de la acción civil por el uso de dicha fuerza.” Aunque la ley establece claramente la inmunidad tanto en los ajustes penales como civiles, la pregunta clave en la apelación, seria si la determinación judicial penal previa tuvo un efecto con preclusión en el tribunal civil. En otras palabras, ¿la decisión del tribunal penal sobre el uso de la fuerza del ex compañero de trabajo estaba justificada, y automáticamente es aplicable a los procedimientos judiciales civiles? El Tribunal de Apelaciones del Tercer Distrito sostuvo por unanimidad que no fue así.

Bajo la ley común, las partes en el presente recurso deben ser los mismos que los del procedimiento previo para cualquier forma de preclusión aplicable. En este caso, la parte de la acción penal anterior era el estado de la Florida, no el Señor Flemmings. En consecuencia, la preclusión no debe aplicarse. Desde que la ley llamada “Defendiendo Su Posición” no indica claramente la intención de derogar las normas de derecho común con respecto a la preclusión, esas reglas aún tienen vigencia. El fundamento de esta norma de derecho común es que no es justo amarrar a un grupo de personas con la carga de la preclusión, cuando él o ella no tuvieron la oportunidad de discutir el tema. En este caso, ¿por qué debe el Sr. Flemmings tratar con la determinación previa de la corte penal, cuando él no fue el que tuvo la oportunidad de argumentar si se justificaba el uso de la fuerza de su ex compañero de trabajo?

Aunque la inmunidad no es automática, el tribunal civil aún debe realizar una audiencia probatoria y determinar si se justifica el uso de la fuerza y, si lo fuera, conceder inmunidad civil a la parte demandada. Sin embargo, una pregunta interesante continúa: si el uso de la fuerza del ex compañero de trabajo se considera justificada, ¿se extendería la inmunidad de acción civil a ambos acusados ​​en este caso? Si usted recuerda, el estatuto de inmunidad se aplica a la persona que utiliza la fuerza, pero no necesariamente a otros que se podrían encontrar responsables por el uso de la fuerza de esa persona.

Como demuestra este caso, los casos de lesiones personales, incluso aparentemente sencillas, pueden presentar diversas cuestiones nuevas o inesperadas. Por lo tanto, si usted está considerando presentar una demanda por una lesión grave en el lugar de trabajo u otras lesiones personales, es muy importante buscar el consejo de un abogado conocedor, capaz de proporcionar una orientación útil cuando surgen problemas imprevistos. Los abogados de lesiones personales del Sur de la Florida ,Frankl y Kominsky están dispuestos a hablar con usted acerca de su caso. Nuestro lema es “Nunca se conforme con menos”, comprometidos con a ese principio. Luchamos por nuestros clientes dentro y fuera de la sala del tribunal para asegurarse de que reciban todo lo que se merecen. Haga clic aquí, o llame al 1-855-800-8000 hoy para programar su evaluación gratuita de su caso con un abogado experimentado.