Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito, Sostiene que Previa Determinación del Jurado está enlazado con Caso de Conductor Sin Seguro

Los automovilistas sin seguro o con seguro insuficiente, no son un problema poco común en la Florida. Un estudio reciente llevado a cabo por el Consejo de Investigación de Seguros puso de manifiesto que en 2012, la Florida ocupa el segundo lugar de la nación en el número de conductores sin seguro, con aproximadamente 3.2 millones de conductores del estado no asegurados en ese momento. De hecho, Florida tenía sólo alrededor de un millón menos de conductores sin seguro que California, a pesar de que éste Estado cuenta con una población de casi el doble de tamaño que Florida. Más allá de poner sus bolsillos personales en peligro, los conductores sin seguro, o con seguros insuficientes, con frecuencia crean problemas legales para aquellos con los que tienen accidentes de choques. El tipo de frustraciones comúnmente ocasionadas por accidentes con conductores sin seguro, están en el centro de un caso reciente de la Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito, Geico General Insurance Company v. Paton . Paton involucró una disputa entre un pasajero herido y una compañía de seguros que se negó a pagar el límite completo de la póliza de beneficios de un conductor sin seguro, tras un accidente con un conductor con seguro insuficiente.

La demandante, en Paton,  fue herida en un accidente automovilístico como consecuencia de la negligencia de un conductor con seguro insuficiente el 1 de enero de 2008. La compañía de seguros del conductor, Geico, pagó a la demandante lesionada $10,000 el cual era su límite de póliza. La madre de la demandante dañada, sin embargo, mantuvo la cobertura de conductor sin seguro / seguro insuficiente con Geico, con un límite de póliza de $100,000. El abogado de la demandante lesionada hizo una demanda formal contra Geico, para pagar el límite de póliza completo. Geico se opuso y le ofreció $1,000 a cambio. Las negociaciones posteriores siguieron, pero Geico nunca ofreció más de $5,000 durante el transcurso de este ir y venir. Con el tiempo, la disputa se fue a juicio, y un jurado emitió un veredicto a favor de la demandante y arregló los daños, incluido el dolor y el sufrimiento presente y futuro, por $469,247. Geico realizó un nuevo juicio y se dictó sentencia a favor de la demandante, pero limitando el límite de póliza por $100,000. La demandante entonces, con la autorización del tribunal, modificó su denuncia para incluir una demanda de mala fe, de acuerdo a  § 624.155  de los Estatutos de la Florida. Ante un segundo juicio, con respecto a la añadida alegación de mala fe , la demandante hizo gestión para excluir evidencias de daños del segundo juicio, y solucionar esos daños por la cantidad que no se recuperó en el primer juicio, $369,247. Geico luego hizo movimiento para excluir del juicio de mala fe, las pruebas de los daños adjudicados en el juicio de conductor con seguro insuficiente, obligando a la demandante comprobar nuevamente los daños por mala fe. El tribunal accedió a la petición de la demandante y negó a Geico. Después de un segundo juicio, el jurado emitió un veredicto a favor de la demandante, y el tribunal otorgó daños por $369,247, a lo que Geico apeló.

En la apelación, Geico argumentó que el tribunal de primera instancia incurrió en un error al tratar el exceso de veredicto del juicio UM, como evidencias concluyentes de los daños de Paton en el juicio de mala fe, de lo cual se le negó a Geico el debido acto procesal, violando su derecho a apelar y el acceso a los tribunales . Sin embargo, la Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito encontró los argumentos de Geico inútiles. En primer lugar, el tribunal observó el lenguaje de § 624.155, lo que creó una “acción de causa de mala fe, de la acción por un asegurado contra el conductor sin seguro o con seguro insuficiente , extendiendo así el deber de una aseguradora a actuar de buena fe con esos tipos de acciones”. State Farm Mut. Auto. Ins. Co. v. Laforet 658 So. 2d 55, 59 (Fla. 1995). En particular, se observaron las modificaciones estatutarias después de la aprobación inicial de la Ley, de que la Suprema Corte de la Florida había tomado nota, para reflejar la determinación de la Legislatura en “que los daños en las acciones de mala fe de la primera parte, son para incluir el monto total de los daños del reclamante, incluyendo cualquier cantidad en exceso de los límites de la póliza del reclamante, sin importar si los daños fueron causados ​​por la compañía de seguros. “Laforet, 658 So. 2d at 60.

Además, el tribunal señaló que “la primera acción entre el asegurado y el asegurador establecen dos elementos que deben existir para la causa de acción de mala fe a acumular – la responsabilidad del autor del daño que no cuenta con seguro, y el alcance de los daños del demandante en el subyacente accidente “. En consecuencia, no tendría mucho sentido y desperdiciar recursos judiciales, como Geico argumentó, volver a litigar el monto de los daños, sobre todo porque Geico tuvo plena oportunidad de participar en el primer juicio y, si lo deseaba, desafiar la cantidad de daños mediante la presentación de una moción para un nuevo juicio.  Aunque el tribunal señaló además que puede haber algún problema con respecto a una posible barra jurisdiccional para examinar la apelación de la concesión de daños y perjuicios, ya que el alcance de la responsabilidad global y los daños aún no se determinan hasta después del juicio de mala fe, el tribunal concluyó que no estaba en juego aquí, porque “el tema de registro y los daños, son todos parte de un mismo caso”, mientras se citan otras posibilidades para la preservación del examen de apelación en circunstancias alternas.

Como demuestra este caso, un accidente con un conductor sin seguro o con seguro insuficiente puede dar lugar a disputas tediosas con seguros, y conflicto legal molesto. Dada la cantidad de que se trate, y las complejidades que pueden surgir, es aconsejable obtener asesoramiento competente a raíz de un accidente con un conductor sin seguro o con seguro insuficiente. Los abogados de lesiones , Frankl y Kominsky , en el Sur de la Florida, tienen amplia experiencia en la negociación de seguros y litigios contra conductores negligentes y los proveedores de seguros, y estamos listos para ofrecer ayuda si usted ha estado en un accidente automotríz  y le gustaría saber sus opciones de recuperación. Si desea una consulta gratuita de su caso, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Esperamos su llamada.