Quinto Distrito de Florida, Regula Apelación de un Accidente Automotriz

Resulta a menudo difícil para un conductor que golpea la parte trasera de otro vehículo, evitar algún tipo de responsabilidad. De hecho, aunque muchos otros tipos de accidentes automovilísticos pueden ocasionar un auténtico debate sobre culpabilidad entre las partes, o determinar si un conductor particular es negligente, los  accidentes que incluyan un auto que golpea la parte trasera de otro, casi invariablemente conducen a la responsabilidad por el conductor que golpea al otro en la parte de atrás. De hecho, el Tribunal de Apelaciones del Quinto de Distrito de Florida revocó recientemente, parte de un veredicto que, a su juicio, inadecuadamente establece culpabilidad al conductor de un vehículo estacionado que fue chocado en la parte trasera por otro vehículo.

Como se señaló anteriormente, este caso, Bodiford v. Rollins , surgió de un golpe trasero. El demandante estaba esperando para hacer un giro a la izquierda en una intersección, cuando el coche del demandado chocó contra la parte trasera de su vehículo. El demandante sufrió lesiones graves como consecuencia, y presentó una demanda contra el conductor del otro vehículo. El caso procedió a un juicio, después de lo cual, el jurado le otorgó al demandante más de un millón de dólares en daños. Sin embargo, el jurado también encontró que el demandante fuera el 13% culpable, y el tribunal redujo la indemnización por daños en el mencionado porcentaje. Los acusados apelaron, afirmando varios argumentos en contra de la sentencia de juicio. Además, apeló el demandante, afirmando que el jurado cometió un error en adjudicarle cualquier culpa a él, y que el tribunal de primera instancia, por lo tanto, debería haber accedido a su solicitud de sentencia, a pesar del veredicto.

Aunque el Tribunal de Apelación del Quinto Distrito en última instancia anuló parte de la sentencia, no era parte de la sentencia que esperaba la parte demandada. De hecho, el Quinto de Distrito desestimó los argumentos del acusado, descubriendo que sus afirmaciones acerca de la conveniencia de la sentencia, carecían de fundamento. En su lugar, el Quinto Distrito se enfocó en establecer si era apropiado para el jurado considerar culpa al demandante, y para el tribunal de primera instancia negar el movimiento del demandante, buscando que la distribución se revocara a pesar del veredicto.

Florida es un estado de negligencia comparativa , lo que significa que cuando un demandante es parcialmente negligente por un evento que conlleva a su lesión, el jurado puede dividir la culpa entre las partes, lo que compensa la responsabilidad del acusado. Sin embargo, el reparto de la responsabilidad depende de la parte demandada al probar que el demandante era de hecho negligente. En este caso, el demandante argumentó que no había evidencia en el expediente para que un jurado pudiera llegar a la conclusión de que había sido negligente. De hecho, la evidencia demostró que el coche del demandante estaba estacionado en el momento del accidente, y no había ninguna indicación de que estaba violando una regla de tránsito o de cualquier tipo de negligencia, mientras esperaba para dar vuelta. En consecuencia, el Quinto Distrito se puso del lado del demandante, y encontró que ningún jurado podría haberlo encontrado negligente bajo tales circunstancias. Por lo tanto, el tribunal debería haber concedido el movimiento al demandante, buscando que esa parte del veredicto se revocara como una cuestión de derecho. Como resultado, el demandante será capaz de recuperar el alcance total de los daños encontrados por el jurado.

Aunque el jurado suele ser el árbitro final de la responsabilidad, este caso demuestra que un jurado puede a veces equivocarse.  A la luz de las posibles consecuencias financieras, cualquier litigante debe estar preparado para un mínimo probable caso de que un jurado realizará una determinación errónea. De hecho, en esta última instancia, el demandante mantuvo más de su recuperación por convencer a la corte de apelaciones y jurado, de los errores cometidos. A pesar de que la adjudicación de un caso de negligencia automovilística  parezca una tarea sencilla, la orientación de un abogado bien informado puede ayudar cuando una situación se vuelva turbia.  Los abogados conocedores de accidentes automovilísticos , en el sur de Florida, Frankl y Kominsky, han representado a muchos conductores lesionados, y están preparados para ofrecerle sus servicios  profesionales. Si usted ha sido lesionado en un caso de posible negligencia automovilística, y está interesado en obtener opciones legales, no dude en ponerse en contacto con nosotros para establecer una evaluación gratuita.